Síganme los locos †

Remember me.

The day you slipped away was the day I found it won't be the same.




A veces perdemos a las personas que más queremos por no demostrarles cuánto las queremos. A veces perdemos a las personas que más queremos porque ellas no nos quieren como las queremos, y la diferencia nos aleja. A veces perdemos a las personas que más queremos porque cambiamos de parecer; a medida que pasa el tiempo puede cambiar nuestra forma de pensar, nuestra perspectiva sobre aquella persona y ahí es cuando nos alejamos de ellas. A veces perdemos aquello que más queremos por el simple hecho de cuidarlo demasiado. A veces perdemos a quienes más queremos porque juntos no tuvimos la valentía suficiente para afrontar los problemas que se interponían en el camino. A veces perdemos a quienes más queremos por situaciones de la vida; como enfermedades, accidentes, entre otras. En fin, a veces perdemos a quienes más queremos. Es doloroso perder a alguien cuando sabemos que lo perdimos por culpa nuestra; porque hicimos algo mal, porque no fuimos capaces de reconocer nuestros errores, porque dijimos cosas que no debíamos decir, porque lastimamos. Pero más doloroso es alejarse de alguien a quien no le hiciste daño alguno; perder a esa persona a la cual querías tanto simplemente porque con el tiempo se desvanece la relación que tenías con ella. La amistad ocupa un lugar importantísimo en mi "escala de valores", pero.. ¿realmente lo demuestro? Es demasiado valiosa como para descuidarla, pero no es fácil no hacerlo. Por eso a veces hay que dar una pausa y pensar el valor que realmente le damos a aquellas personas que nos acompañan siempre, aquellas personas que nos alegran el día, aquellas personas en las que podemos confiar, aquellas personas que sabemos que no nos van a fallar, aquellas personas que queremos. Si le damos el valor que merecen, es probable que no las perdamos. Si le demostramos lo mucho que las queremos, es probable que no las perdamos. Si aceptamos las diferencias que tenemos, es probable que no las perdamos. Si nos acercamos a ellas cuando vemos que nos distanciamos, es probable que no las perdamos. Si dejamos a un lado el rencor, es probable que no las perdamos. Cada cosa tiene su precio, dicen; y si no queremos perder a esas personas valiosas realmente tenemos que esforzarnos para que no pase. Tambien dicen que cada cosa tiene su recompensa; y si nos ponemos a pensar, la recompensa de valorar a quienes queremos, es elno perderlas. (:

2 comentarios:

Danisa Salas dijo...

Eso es de una chica de mi blog no? :)

ani dijo...

Sisi, me encantooo además que esa película me encanta. amo como escribe esa chica.